Type & hit enter to search

EL INFORMANTE IMPRESENTABLE: BACK HOME A DEDO

“El Informante es excelente para mantener callada a la gente común”. – Frank Zappa

Fue una de esas semanas donde todo se va al carajo, cuando los pantalones se aflojan y se dejan ver los tirantes, cuando los adictos empiezan a tomar falopa adelante de los niños, cuando la competencia se vuelve desleal, cuando la trampa es más que obvia e inevitable de hacerse al mismo tiempo. Es el momento clave cuando la falta no se disimula ni se protesta ante una tarjeta roja directa (como cristiano Ronaldo que casi le come la boca al árbitro). Claro que sí, hubo elecciones, y el periodismo está de fiesta porque tiene gilada para rato de la cual hablar.

El precandidato Leopoldo Moreau denunció que el gobierno secuestró 300.000 votos, y agregó que piden un rescate de unos 900 mil votos, casi el doble según el sistema de cuentas de algunos medios del país que están trabados entre matemáticas complicadas. Es decir, podrían haber puesto simplemente que Macri domina las primarias pero Kirchner empata en Buenos Aires, pero no, en vez de eso pusieron que Bullrich entró en rehabilitación por su adicción al alcohol y que en una de esas reuniones de doble A lo vio a Santiago Maldonado tratando de vender pan relleno y empanadas caseras, pero que no le compró nada porque tenía pinta de hippie y mal olor. Hablamos de Bullrich mujer, no de Bullrich hombre, que arrasó en la provincia hasta las 22 hs de ayer y cuando se despertó hoy le dijeron que no había desayuno para los perdedores y que su jefe Durán Barba estaba muy enojado, pero que todo bien, que no se corte.

Dicho de otra manera, más amistosa, otra vez la fiesta de la democracia plagada de noticias poco sorprendentes. Una vez más, Cambiemos hace todo lo contrario de lo que predica y le quita argumentos a su cada vez más expuesto electorado. Lejos del respeto por las instituciones, manipulan el escrutinio bonaerense para poder mostrarse triunfantes ante las cámaras. Luego de tachar el “contrapeso al poder autoritario”, la “lucha contra la corrupción” y la “transparencia del Indec“, el slogan es ahora “la lucha contra el narcotráfico”, un título tan vago como incomprobables sus resultados.

Pero no nos olvidemos de lo que pasa en nuestra madrastra patria. En Estados Unidos el horno no está para donas. Por un lado está el asunto Venezuela, donde Donald quiere cagarse a tiros pero su amigo Mickey no quiere, así que van a hablar con Goofy a ver “qué onda, qué deciden”. Lo más probable es que bailen y canten juntos y que todo se resuelva como se resuelve en las películas de Disney, mágicamente. Mientras tanto hay un bardo bárbaro con los racistas que exigen libertad de expresión, casarse con sus primas y poder matar a un negro o a un judío de vez en cuando. También agregaron que no todo es tan rígido, que algunas veces van a necesitar matar al menos 3 personas para sentirse seguros y cómodos con ellos mismos. Una vez más Donald y Mickey no se pusieron de acuerdo en esto. Presidente y vice están que trinan porque uno dice tomate y el otro dice tomato, uno dice patata y otro dice potato, choclo y pochoclo y así. Al pato Donald no le parece tan terrible el racismo pero al ratón a Mickey sí. Pero el presi no se hace problemas, ya que los inmigrantes feos están empezando a irse solos de su querido país, como lo haitianos que se van a Canada para seguir exportando su magia vudú. Así que es cuestión de tiempo para que los oprimidos se vayan también y todos los machos prepotentes llenos de testosterona, armas y cocaína del Sur de los Estados Unidos puedan estar a gusto entre blanquitos mala onda. Por supuesto, el premio nobel de la paz en guerra, el ex presidente Barak Obama, se diferenció de todo esto con una frase de Nelson Mandela que dice: “Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión”. A lo que el KKK respondió, “nadie nace amándolos tampoco… y no por mucho madrugar se amanece más temprano… negro sorete”.

trump dedo 2

Es así, todo se va a la mierda, pero al menos Game of Thrones ahora va a las chapas y no hay que esperar una temporada para ver dragones y muertos vivos teniendo relaciones incestuosas, y además dentro de poco se estrena The Defenders así que despreocúpense de todo que hay serie para rato para mirar en Netflix sin prestarle atención a la realidad hasta que todo se vaya al carajo y tengamos que vivir todos como inmigrantes y minorías en un mundo de Disney sin los héroes de Marvel.

Si no te gustó lo que leíste podes contárnoslo amablemente en Facebook y Twitter siempre respetando la diferencia de opinión y los ideales y gustos del otro. Y si no te gusta Motörhead seguro sos una persona que deja bastante que desear que no entendió nada de la vida y nos reímos de vos cual troll en Internet se ríe de cualquiera.

Comentarios en Facebook