Type & hit enter to search

Un vehículo militar de EE.UU. entró por la fuerza al hospital bombardeado días atrás

Con el pretexto de investigar lo sucedido, ingresaron rompiendo la puerta de la institución dirigida por Médicos sin Fronteras y pusieron en riesgo la evidencia.

“Nuestro equipo no lo sabía, pero en el hospital había gente de Médicos fronteras Fronteras. Como era esperable, no estaban muy contentos – declaró el capitán Jeff Davis, vocero del Pentágono, según informó el portal inglés The Guardian – pero vamos a arreglar la puerta que rompimos al irrumpir”.

El vocero del pentágono también explicó que las tropas estadounidenses y afganas fueron al hospital de Kunduz, Afganistán, en ruinas por las bombas que la fuerza aérea estadounidense había lanzado el 3 de octubre, para evaluar los daños y determinar si puede ser reconstruido. Desde MSF confirmaron que los militares ingresaron por la fuerza, dañando las instalaciones y atemorizando al personal y se mostraron sorprendidos porque habían acordado que serían notificados antes de cada paso de la investigación.

MSF, por su parte, no está conforme con que la reconstrucción del bombardeo por el que murieron 22 personas sea dirigida por EE.UU y lanzó una petición para que Obama, quien realizó una llamada para pedir disculpas, acepte una investigación independiente (se puede firmar haciendo click acá), al mismo tiempo que promueve la difusión en las redes sociales con el hashtag #IndependentInvestigation.

Comentarios en Facebook